AUDITORÍAS INTERNAS DE CALIDAD




Se llega el fin de año y como se ha vuelto costumbre, la cantidad de empresas que han tomado la decisión de auditar de manera interna su sistema de gestión de la calidad, ha ido en un aumento exponencial; y aunque esto resulta formidable, aún falta mucho conocimiento acerca de los beneficios de realizarlas, lo que finalmente desemboca en ejercicios rutinarios, que no presentan ningún avance o mejora a nivel organizacional.

Por tal motivo es importante entender en primera instancia el enfoque de una auditoría interna y como se planifica, para luego conocer los beneficios de esta y finalmente establecer unas pautas básicas que ayudaran a mejorar su ejecución.

¿Qué necesito para ejecutar una auditoría interna?

Para ejecutar una auditoría interna a satisfacción, es importante realizarla de manera objetiva y siempre bajo un alcance, objetivos y procedimientos previamente acordados por la misma organización. Esto con el fin de recopilar los datos necesarios para conocer el grado de cumplimiento de los requisitos establecidos por la norma.

Para nuestro caso, se contempla principalmente la norma técnica ISO 9001:2015 y resaltando que, las personas que se encarguen de efectuar esta revisión deben ser auditores internos formados con un nivel de competencia adecuado que demuestren la capacidad, los conocimientos y las habilidades que les permitan interpretar la aplicabilidad de los requisitos establecidos por alguna de estas normas.

¿Por qué es importante realizar estas auditorías?

La importancia de realizar estas auditorías, radica principalmente en los beneficios que aportan frente al crecimiento y la mejora que se plantea, siempre desde un punto de vista positivo y constructivo; que permita reconocer las falencias que no se llegan a dilucidar de una forma muy evidente, ya que en muchas ocasiones se da por sentado que las actividades organizacionales funcionan correctamente en todo momento.

Una adecuada realización de las auditorías internas, debe estar soportada en un procedimiento puntual, dentro del cual se definen tanto las responsabilidades como los requisitos necesarios para su ejecución, donde se contempla su planificación, la realización de estas y finalmente el reporte de los hallazgos y/o resultados de la misma.

Finalmente, estos resultados obtenidos serán analizados para ejecutar los planes de acción que sean necesarios, dando prioridad a aquellos que requieren un nivel de atención alto debido a su importancia organizacional.


¿Cuáles son las ventajas de realizar una auditoría interna?

Las ventajas de realizar una auditoría interna se contemplan desde varios puntos de vista muy puntuales, como lo son:

  • Si nuestra empresa se encuentra alineada o familiarizada con la NTC ISO 9001:2015, la auditoría interna nos permitirá conocer el nivel de adaptabilidad que presentan los procesos organizacionales de cara a esta y así determinar la factibilidad de lograr la certificación o recertificación que se esté buscando.

  • La auditoría interna comprobará que los procesos organizacionales se estén gestionando de manera correcta, basados en los principios básicos del sistema de gestión establecidos en la norma. Lo cual nos permitirá mantener dichos procesos actualizados, generando mejoras y corrigiendo los errores que se presenten.

  • Motivara la participación de los trabajadores, afianzando su sentido de pertenencia frente a la empresa, gracias a las propuestas de mejora que puedan presentar desde su perspectiva

  • Por último y no menos importante, la auditoria interna nos permitirá comprobar lo que realmente estamos haciendo bien, presentándolo como n sello de garantía que aumentará la confianza por parte de los clientes y que eventualmente expandirá nuestro prestigio como organización, de cara al mercado y nuestros competidores.

Así que no le temamos a una auditoria, porque con ella lograremos hacer crecer nuestra organización y aunque creamos que estamos bien, debemos recordar que siempre podemos estar en la excelencia.