AUDITORIA SG – SST





Para hablar de esta fase tan importante de un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo, en adelante SG – SST, debemos necesariamente fijar nuestra mirada un momento en el ciclo PHVA (planear, hacer, verificar y actuar), recordando que el mismo, tiene como objeto la mejora continua. ¿Qué sería de un SG – SST, o más bien, que resultados se obtendrían de una auditoria, sin antes haber desarrollado cada una de esas fases?, pues de manera organizada nos dan un norte y nos permiten dar un mejor contexto de la evolución de la empresa, relacionado con el Sistema de Gestión. Por esto, el Decreto 1072 del año 2015 define el SG – SST como “el desarrollo de un proceso lógico y por etapas basado en la mejora continua”.

Ahora, cuando un sistema de gestión ha atravesado por las fases del planear y el hacer (pilares del sistema), es momento de el siguiente paso que es Verificar, es aquí en donde realmente se evalúa la eficiencia, eficacia y efectividad de las acciones planeadas e implementadas, es la oportunidad de comprender a través de resultados cualitativos y cuantitativos el avance del sistema, saber el punto en el que estamos y reflexionar acerca de los cambios que pueden contribuir a que se fortalezca cada vez más y se mantenga nuestro objetivo principal, que siempre será “la reducción de accidentes de trabajo y enfermedades laborales, garantizando el bienestar integral del capital humano”.

Conociendo ya la importancia y utilidad de un proceso de auditoria, pasamos a las condiciones que se enmarcan para dar cumplimiento del SG – SST de acuerdo con el Decreto 1072 del año 2015. Además de ser una herramienta necesaria dentro de un sistema de gestión, se trata de un requisito legal que debe ser adelantado como mínimo una vez al año, participando en su planificación el Comité Paritario de Seguridad y Salud en el Trabajo (COPASST), y siendo liderada por el empleador. La auditoría debe ser desarrollada por personal competente y con la formación necesaria para evaluar de manera objetiva el SG – SST, ya sea para cumplir el Decreto 1072 de 2015 o la Norma ISO 45001. El perfil del profesional que lleve a cabo la auditoria debe contemplar como mínimo la formación como auditor interno de alguna de las dos normas antes mencionadas (dependiendo sobre la que se vaya a auditar), incluso si esta persona se encuentra vinculada a la organización, siempre y cuando sea ajena al proceso.


¿Qué hace diferente el Decreto 1072 de 2015 a la ISO 45001?

El SG – SST a nivel nacional, está regido por el Decreto 1072, específicamente en el capítulo 6. Por ser Decreto del Ministerio de Trabajo, es de obligatorio cumplimiento para todas las empresas. Allí se estipula qué es lo que se debe cumplir y cómo documentar las gestiones que realicemos. De tal forma, que se tiene la base para responder documentalmente a una auditoría.

La Norma ISO 45001 del año 2018, es adoptada por las empresas por voluntad propia. Al cumplir con todos los requisitos establecidos en ella, es certificable, lo que le da un plus a la empresa a la hora de participar de licitaciones o contratos con el estado.

El alcance de la auditoria se halla en el Articulo 2.2.4.6.30 del Decreto 1072, y son, entre otros, los criterios que debe evaluar el auditor, considerando la actividad productiva de la empresa, numero de trabajadores, instalaciones locativas, clase de riesgo, entre otros; información de la que dependerá también el plan de auditoria, en donde se contemplan las partes que participarán del proceso y el tiempo estimado de duración de la misma. Al ser en si misma parte de los criterios que se evalúan del SG – SST, la auditoria debe estar considerada dentro del plan de trabajo anual, definiendo un programa de auditoria, con fecha especifica de realización, de esta manera desde la planeación se considera este aspecto, y así mismo se define el presupuesto pertinente para la realización de la misma.

Lo interesante de la auditoria al SG – SST es que permite hacer un barrido por cada una de las partes del SG – SST y brinda los insumos necesarios para la última etapa del ciclo PHVA: el actuar, pues a través de la auditoria, y otras actividades de verificación, surgen las acciones de mejora que harán parte de la nueva planeación, definiendo así prioridades y haciendo del sistema de gestión de seguridad y salud en el trabajo una herramienta versátil y en continua evolución.





Escrito por:
Lorena Lopez
Análista de Sistemas de Gestión
Dinámika Consultoría