COBERTURA DEL SISTEMA GENERAL
DE RIESGOS LABORALES PARA TRABAJADORES INDEPENDIENTES





Analicemos un caso hipotético…

El señor Jorge Ríos fue contratado por la compañía Cristales de Bogotá en el mes de mayo del año 2019, bajo el cargo de operario de fabricación de vidrio, a través de un contrato formal de prestación de servicios. Al verificar la compañía la cotización al sistema de seguridad social del trabajador, pudo evidenciar que no se encontraba cubierto por riesgos laborales, frente a lo que se le solicitó cotizar bajo este concepto con una Administradora de Riesgos Laborales (ARL), la compañía no realizó seguimiento a dicha situación y el trabajador continuó laborando sin la cobertura necesaria. El día 17 de septiembre del mismo año, el trabajador sufre un accidente de trabajo que le genera una herida abierta ocasionada por la pulidora de mano, Cristales de Bogotá tuvo que cubrir las prestaciones económicas y asistenciales derivadas del evento, ¿Por qué?

Para analizar el caso, haremos un recorrido por la legislación vigente en Colombia en materia del Sistema General de Riesgos Laborales, iniciando con laLey 1562 de 2012:


Artículo 2. Afiliados Son afiliados al Sistema General de Riesgos Laborales:


  • a) En forma obligatoria:

5. Los trabajadores independientes que laboren en actividades catalogadas por el Ministerio de Trabajo como de alto riesgo. El pago de esta afiliación será por cuenta del contratante.

Ahora, ¿Cuáles son las actividades de alto riesgo catalogadas como tal por el Ministerio de Trabajo?, les invito ahora a ir al Decreto 723 de 2013:


Artículo 3. Actividades de alto riesgo.


Para efectos del presente decreto, se asimilan como de alto riesgo, aquellas actividades correspondientes a las clases IV y V a que hace referencia el Decreto-ley 1295 de 1994 y la clasificación de actividades económicas establecidas en el Decreto 1607 de 2002 o la norma que lo modifique, adicione o sustituya.

¿y si revisamos la actividad económica de Cristales de Bogotá en el Decreto 1607 de 2002?




En el Decreto 1607 del año 2002, la primera columna hace referencia a la clasificación de riesgo, de manera que, ASÍ ES, la actividad económica de la empresa está catalogada en riesgo IV, y regresando al Numeral 5, Artículo 2 – Ley 1562 del año 2012, bajo estas circunstancias el pago de la afiliación debe ser por cuenta del contratante, y ¿Qué sucede si el contratante no asume esta responsabilidad, y el colaborador sufre un accidente de trabajo? Decreto 723 de 2013:


Artículo 5. Afiliación por intermedio del contratante


El contratante debe afiliar al Sistema General de Riesgos Laborales a los contratistas objeto del presente decreto, de conformidad con lo establecido en el parágrafo 3° del artículo 2° de la Ley 1562 de 2012. El incumplimiento de esta obligación, hará responsable al contratante de las prestaciones económicas y asistenciales a que haya lugar.

(Al contratista le corresponde pagar de manera anticipada, el valor de la cotización al Sistema General de Riesgos Laborales, cuando la afiliación sea por riesgo I, II o III, conforme la clasificación de actividades económicas establecidas en el Decreto 1607 de 2002 – Articulo 13 / Decreto 723 de 2013).


A menudo vemos como con el personal contratista, por no leerse como personal directo de la compañía, se obvian este tipo de obligaciones. Es de recordar que el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo de toda compañía debe tener cobertura sobre personal tanto directo como indirecto, desde las actividades de promoción y prevención, como el garantizar la cobertura del personal en riesgos laborales, para delegar así la responsabilidad laboral que le corresponde a las Administradoras de Riesgos Laborales (ARL), frente a la cobertura de prestaciones económicas y asistenciales derivadas de contingencias de origen laboral.






Escrito por:
Lorena López
Análista de Sistemas de Gestión

Dinámika Consultoría