COMPENSACIÓN AMBIENTAL:
AL ALCANCE DE TODOS






Tal vez has oído de manera recurrente sobre el cuidado del medio ambiente o que el calentamiento global está derritiendo el hielo en los polos y que pronto comenzaremos a vivir una lenta agonía en medio de inundaciones y fenómenos naturales extremos sin precedentes.


¿Pero, eres consciente del origen de estos fenómenos naturales tan extremos?

Si lo sabes te felicito, ya que puedo contar contigo para generar un cambio muy significativo y darle un pequeño respiro a este planeta; ese respiro que tanto lo necesita.

Si por el contrario, tu respuesta es negativa, no te preocupes porque acá te voy a decir algunas de las causas más comunes del origen estos fenómenos naturales.

Para comenzar, podemos decir que el crecimiento desmedido y descontrolado de las industrias, genera una gran devastación de los bosques y los espacios naturales en todo el planeta; además nuestro consumo extremo de combustibles fósiles y la generación de aguas residuales en grandes cantidades, que terminan contaminando los ríos, mares y cualquier cuerpo de agua, aceleran la ruina de nuestro pálido punto azul.

Viendo todo esto, durante los últimos años, un creciente número de empresas ha decidido tomar acciones por cuenta propia; es decir, se ha enfocado en algo llamado compensación ambiental y de esta manera, retomar el camino de la sensatez.



¿Compensación ambiental? ¿Qué es eso?

La compensación ambiental, básicamente es el desarrollo y ejecución de una serie de planes de acción, con los que se busca remediar todo el daño que le estamos generando a nuestro medio ambiente, producto del desprecio y despreocupación por nuestro entorno.

Con estos planes se busca ejecutar labores donde se logre restaurar y conservar no solo las áreas afectadas, sino que tengan un potencial ecológico o biodiverso muy prometedor. Es importante entender, que la compensación ambiental también está enfocada en la disminución de los impactos negativos generados de manera puntual, por el desarrollo de cualquier tipo de proyecto industrial.


¿Cómo empresa, exactamente que debemos hacer para compensar ambientalmente?

Básicamente, debemos ejecutar una serie de tareas que nos permitirán alcanzar nuestro objetivo anhelado, dentro de las cuales podemos listar las siguientes:

  • Efectuar un estudio concienzudo del proyecto de compensación y proceder a establecer los objetivos puntuales para su ejecución.
En este punto, vamos a identificar los factores más determinantes para nuestros planes de acción, donde debemos contemplar no solo la magnitud del daño, sino que también dilucidar los impactos ambientales no evitables y finalmente establecer los valores inherentes a las pérdidas ecológicas generadas, con esto, ya se pueden determinar los objetivos a alcanzar.

  • Planificar el proyecto requerido para la compensación ambiental
Ya conociendo los objetivos para ejecutar y alcanzar, el siguiente paso es ubicar el área que se va a intervenir, donde se ejecutará la compensación establecida y la cual deberá ser ecológicamente parecida al área que fue afectada por las actividades ya mencionadas. Adicionalmente, se procederá a evaluar todos los recursos que sean necesarios para poder ejecutar nuestro proyecto.

  • Caracterización de fauna, flora y rehabilitación hídrica
Dependiendo de la magnitud de nuestro proyecto de compensación, puede llegar a resultar necesario el identificar tanto la fauna como la flora existente en el área donde se ejecutará la compensación.

Gracias a esta identificación, podremos determinar todas la variables importantes que solo nos permitan mantener nuestro ecosistema, sino que lo mejoren y eventualmente expandan su cobertura natural. Por otro lado, si las áreas afectadas y las compensadas cuentas con cuerpos de agua (estacionarias o corrientes), nuestra labor se enfocará adicionalmente en ejecutar acciones de tratamiento de aguas, que no solo mejoren la calidad hídrica, sino su biodiversidad.

  • Actividades de siembra

Esta tarea, es la más conocida y ejecutada a nivel general. Ya que el simple hecho de sembrar especies nativas del área intervenida evita en gran medida la erosión del suelo, reduce sustancialmente la emisión de dióxido de carbono y se previene la contaminación de los cuerpos de agua cercanos.

¿Y al final que ganamos con todo esto?

Aunque es sabido que detrás de las actividades de compensación, siempre hay un beneficio económico que va ligado a la responsabilidad socio-empresarial; debemos tener en cuenta que la ganancia primordial es poder tener nuestro planeta en perfectas condiciones de salud. Si no lo cuidamos, nuestro futuro no tendrá un largo recorrido y nuestra descendencia no conocerá las bondades de la naturaleza.

Tú, como empresa puedes ser parte del cambio, pero recuerda que tú como persona también puedes poner tu granito de arena y mostrarle a las demás personas que siempre podemos mejorar. Nuestro planeta, nuestro medio ambiente nos necesita.