DE LA OFICINA AL TELETRABAJO,
¿EN QUÉ NOS AFECTA?





Somos parte de una generación cambiante, con ideas y visiones diferentes debido a las herramientas que nos da el mundo, actualmente la tecnología nos ha permitido evolucionar a pasos gigantes en algunas áreas, haciendo que las labores no sean tan pesadas, es decir, hace un tiempo teníamos que cargar cajas de archivos y documentos pesados, buscar durante horas entre muchos papeles para encontrar un dato e incluso memorizar información necesaria como los números de teléfono de los compañeros de la oficina para preguntar por algo específico. Los tiempos cambian y ahora tenemos tecnología que nos permite tener una calidad de vida más elevada permitiéndonos trabajar desde un smartphone.

Por lo mismo, se ha implementado el TELETRABAJO como una modalidad de continuar realizando sus funciones sin necesidad de hacerlo desde la oficina, de esta forma los teletrabajadores podemos compartir más tiempo en familia, descansar y no estresarnos para salir a tomar transporte público o aguantar trancones para llegar a la oficina o devolvernos a la casa. Pero ¿sólo eso cambia para un teletrabajador?

Cambios al asumir un puesto de teletrabajo



Al ingresar al mundo del teletrabajo, después de estar durante años laborando de forma presencial en una empresa, significa un cambio de mentalidad que, en algunas ocasiones, puede ser un cambio brusco al no tener a sus compañeros al lado, no poder hablar con ellos o tomarse sus tiempos de descanso, ya que se limita mucho la comunicación y se pueden debilitar algunos lazos de amistad y compañerismo. Para algunos se puede tomar como días de descanso, por lo que se cambiarán las rutinas, se trasnocharán e incluso trabajarán sin bañarse o desde la comodidad de la cama, pero con el pasar del tiempo se vuelven a tomar las rutinas de levantarse temprano, organizar el día, planear las actividades y tareas pendientes y aceptar que debe mantener el ritmo de trabajo.


Ahora bien, para algunas personas el hecho de trabajar en casa les puede afectar su productividad y escribiendo una carta en la que se demoraban 15 minutos, ahora se pueden tardar el doble o más, debido a los factores distractores que hay en el hogar o la presencia de los hijos o familiares que reclaman atención.

Es muy probable que como teletrabajadores seamos más sedentarios, todo el día sentados y una vez se terminan las labores o el horario de trabajo, no acostamos en la cama a “descansar” de todo lo que hicimos, pues esa falta de caminar o permanecer de pie por un tiempo apropiado, nos puede generar una subida de peso significativa y posiblemente podríamos empezar a tener dificultades para respirar, agotamiento, fatiga, o, simplemente se nos van a hacer difíciles algunas actividades tan rutinarias como subir escaleras, anudar los cordones de los zapatos o caminar por un periodo de tiempo.

Autocontrol



Todo lo anterior puede afectar de alguna forma en nuestras labores o relaciones familiares, adicionalmente, se encuentran muchos riesgos más que de no ser controlados podríamos dejar de ser productivos para nuestro cargo, por lo tanto es muy importante desarrollar una competencia que se llama AUTOCONTROL, por medio de esta, no necesitamos tener a nuestros compañeros al lado o a nuestro jefe recordándonos las actividades que tenemos pendientes, esta competencia nos indica que debemos centrarnos en lo que hay por hacer y no darle espacio a las distracciones. Igualmente es necesaria para dejar de trabajar, ya que algunas personas al estar en casa y tener acceso a todas las herramientas que necesita para laborar, sencillamente no paran, convirtiéndose en adictos al trabajo o WORKAHOLICS. Muchas veces han dicho en diferentes contextos “TODO EN EXCESO ES MALO”, algunos no le verán el daño a descansar y trabajar desde la cama hasta que sienta los dolores como consecuencia de la mala postura, otros no le verán el daño a trabajar más de 10 o 12 horas aprovechando que está en su casa, hasta que las consecuencias se van a ver representadas en dolores físicos y afecciones en relaciones sociales o familiares. Es por eso que se debe fortalecer esta competencia en todos los teletrabajadores.

Personas en Teletrabajo



Aunque la mayoría ve el teletrabajo como la mejor forma de darle bienestar al trabajador, es importante que se haga un seguimiento interdisciplinar con psicología, medicina laboral y el área de bienestar de la empresa con el fin de tener un programa de adaptación al nuevo ambiente laboral. De esta forma no perderemos la conexión con compañeros y explotaremos herramientas y plataformas digitales para comunicarnos, hacer pausas activas juntos, tener momentos divertidos en medio del trabajo y así permitir que pensamientos, emociones y nuevas ideas nos invadan para continuar trabajando de la mejor forma, recordemos que la comunicación nos permite tener un crecimiento exponencial, ya que por medio de ella conocemos información importante, fortalecemos vínculos y generamos empatía con los demás.

Si eres parte del equipo de Teletrabajo de tu empresa, te felicito, tus compañero, jefes, supervisores y gerentes te están diciendo “Yo confío en ti y en tu trabajo” así que sigue haciendo lo que sabes hacer.




Escrito por:
Carlos Rodriguez
Psicólogo Especialista SST

Dinámika Consultoría